¿Qué lugares visitar si está en el barrio habanero del Vedado?

¿Qué lugares visitar si está en el barrio habanero del Vedado?

Caminar por las grandes aceras, en El Vedado, es vivir una genuina experiencia de inmersión cultural en la Cuba de estos tiempos. Le aconsejo algunos lugares siempre preparados para recibirle. El mar será testigo, a pocos metros de distancia.


La vida capitalina es muy dinámica. Lo es también en El Vedado habanero donde se concentra un gran número de centros de trabajo y de estudio, así como una buena parte de instituciones culturales y gubernamentales.

El Vedado es considerado un barrio residencial y seguro donde se siente el palpitar de un país y su gente. Por eso es muy apreciado por habaneros y viajeros del mundo que regresan a La Habana y a El Vedado como parte indispensable de ella.

Conocer El Vedado a través de lugares emblemáticos

Se lo muestro en un interesante recorrido que parte de la calle L, intercepta 23 hasta llegar a la Avenida de los Presidentes, también conocida como calle G para terminar en la arteria 17. Espero lo disfrute.

  1. Museo Napoleónico

    Museo Napoleónico

    En la calle San Miguel entre las vías L y Masón comienza nuestro recorrido. Justamente en el Museo Napoleónico, una edificación simplemente hermosa. Quedará fascinado con la fachada de piedras perfectamente decorada. El edificio ha sido remozado recientemente, por lo que podrá disfrutarlo en todo su esplendor.

    Está abierto todos los días, desde las 9:00 AM y hasta las 5:00 PM. Es su interior destaca una biblioteca que conserva su diseño original, un lugar pequeño y casi mágico. Necesitará detenerse a observar cada detalle, pero en general la visita dura poco tiempo.

  2. Universidad de La Habana

    Universidad de La Habana

    Al incorporarte a la calle L y con tan solo caminar unos metros, descubre a su derecha una imagen extraordinariamente bella: el Alma Mater. Este es el símbolo de la prestigiosa escuela de altos estudios de Cuba. Se empina en la cima de la colina universitaria.

    Le sugiero que suba la escalinata que da a la entrada. En su interior se encuentran las facultades de Filosofía, Historia y Sociología; Ciencias de la Computación y Matemática; así como Derecho. Se localizan, además, el rectorado y otras oficinas de la institución. Un lugar que le regalará preciosas imágenes fotográficas.

  3. Portal del Hotel Colina

    Frente a la escalinata de la Universidad de La Habana hallará un parque pequeño y, a un costado del mismo, un lugar encantador para sentarse a apreciar la vista en los alrededores. Se trata del portal del Hotel Colina.

    Con un servicio de excelencia y tragos nacionales, puede consumir además un sándwich o una fresca ensalada. Un inestimable “subión” de energía para continuar la travesía.

  4. Hotel Habana Libre Tryp

    Hotel Habana Libre Tryp

    En esa misma acera llamará su atención como sube la temperatura, aumenta la cantidad de personas que se cruzan de un lado a otro de la calle. Todo esto ocurre en la populosa esquina de 23 y L, donde el Hotel Habana Libre Tryp figura como la construcción más representativa.

    En su caminar verá la entrada coronada con el azul mural de la famosa artista cubana Amelia Peláez, uno de los más impresionantes de la ciudad. La instalación turística cuenta con servicios que pueden resultar de su interés, entre ellas, una cafetería llamada La Rampa, tiendas y licorera.

  5. La Heladeria Coppelia

    La Heladeria Coppelia

    La famosa heladería sita en 23 y L es un importante espacio de encuentro. Puede llegarse hasta allí para tomar helado, esperar una amistad o simplemente para observar cómo pasa la vida citadina desde ese lugar.

    El Coppelia es un punto de referencia obligatorio, que no se puede dejar de mencionar cuando se habla del Vedado. Es una instalación muy grande, de casi una manzana de extensión.

    Sus jardines son usados, en ocasiones, para exponer obras plásticas, convirtiéndose en una galería abierta para el disfrute de todos.

  6. Casa Balear

    Si continúa caminando hacia el oeste, por la agradable calle 23, interceptará un poco más adelante la calle G. En la intersección de ambas está ubicada la Casa Balear, un centro cultural que ofrece varios y útiles servicios.

    Mi preferido es una terraza, a modo de balcón, donde la brisa es una divinidad. Es un lugar al que asisten estudiantes y jóvenes para tomar una Sangría o un Mojito mientras comparten con amigos.

    Pueden ir personas de todas las edades y es perfecto para sostener una amena conversación en una calurosa tarde en La Habana. La música de fondo acompaña cada momento y hace mucho más amena la estancia.

  7. Alianza Francesa de La Habana

    La Alianza Francesa tiene tres sedes en La Habana. Una de ellas se encuentra en la Avenida de los Presidentes, entre las calles 19 y 17. Es una linda casona, bien adaptada con aulas muy confortables.

    En la residencia contigua se encuentra la mediateca que incluye todas las condiciones para desarrollar el proceso de enseñanza de la lengua francesa. Y los recursos audiovisuales, por supuesto, apoyan el aprendizaje de los estudiantes. Este servicio está disponible para todo aquel que lo desee.

    Más que un centro de estudios, la alianza se constituye en un proyecto cultural. Realiza concursos como el de la Canción Francófona en La Habana, ofertan plazas para el coro, grupos de baile y becas de interés. Allí se ha creado un clima de esparcimiento al mismo tiempo que de estudio.

  8. Museo de Artes Decorativas

    Museo de Artes Decorativas

    Ubicado en la calle 17, entre E y F, este museo es una preciosa joya de la arquitectura habanera. Ocupa toda la manzana y sus jardines embellecen su entorno.

    Dentro puede optar por el recorrido que brinda el lugar, desde las 9:00 AM hasta las 4:00 pm, donde disfrutará de un exquisito recuento sobre la cerámica, del mundo y de Cuba, a través de colecciones exclusivas.

    Además, en las tardes se imparten cursos de relajación con reconocidos especialistas y peñas musicales abiertas a todo tipo de público. Es una oportunidad única que brinda este museo desde el corazón del Vedado.

  9. Bar-restaurante Mar Adentro

    Tan cerca del mar que puede oler el salitre, el bar-restaurante Mar adentro le espera. Se localiza en calle C, entre 1ra y 3ra, a sólo 200 metros del Malecón habanero. Es un sitio pequeño, pero acogedor donde la atención es esmerada.

    Se especializa en productos del mar. Su cocina más bien gourmet, permite degustar los mejores platillos preparados con condimentos cubanos. Es una combinación absolutamente fascinante, que le aseguro, no olvidará.

En el Vedado, lo bueno se queda siempre

La vida demuestra que las buenas experiencias perduran en el recuerdo de quien las disfruta. El Vedado, con sus maravillosos sitios, ofrece un amplio bagaje de aprendizajes, emociones, sabores, olores y colores que se quedan muy bien impregnados.

Defina qué lugares prefiere explorar en este barrio habanero. Todos están a su alcance y, más aún, esperan por su visita. Le convoco para que se sumerja en este concentrado de sensaciones al estilo del Vedado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.